Botox es el nombre de una sustancia que se hace a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.

El tratamiento implica una inyección de la neurotoxina directamente a los músculos de la cara, que sólo requiere anestesia tópica local. Esta sustancia consigue bloquear los impulsos que parten de las terminaciones nerviosas y que contactan con la musculatura facial. De esta manera dicho músculo no se puede contraer.

El Dr. Miguel Aragón Román, de la clínica Clidecem en Puente Genil, nos explica que el botox presenta una serie de ventajas frente a otros tratamientos. Alguna de estas ventajas son:

  • Rapidez de ejecución: En tan solo 5 minutos se realiza el tratamiento del tercio superior de la cara.
  • Ausencia de baja laboral:Se afirma que es el tratamiento del almuerzo. Muchas pacientes lo hacen sin notoriedad alguna durante su tiempo de descanso laboral.
  • Coste reducido:En la medida que no hay ingreso hospitalario su coste es, cuanto menos, asumible.
  • Ausencia de estigmas post-tratamiento:Raramente hay hematomas, no hay apenas inflamación ni enrojecimiento.
  • Tratamiento ambulatorio:Ya que se realiza en la propia consulta.
  • Indoloro:Tan solo se precisa de un poco de crioterapia o aplicación de frío local combinado con una crema anestésica tópica.
  • Se puede aplicar en una horquilla de edades:Entre 30 a 65 años.
  • Método seguro:Siempre y cuando lo realice un cirujano plástico, el mejor conocedor de la anatomía facial.
  • Da vida y dulcifica la mirada:En contra de la estigmatización social de que el Bótox deja una expresión rígida y asustada.
  • Mejora las «migrañas»
  • Altamente eficaz en el tratamiento de la hipersudoración.

En la Clínica Clidecem nuestros profesionales de confianza son especialistas en tratamientos de estética. Para más información no dude en acudir a nuestra clínica.

En caso de emergencia:        (+34) 957 600 214