abceso dental puente genil

Cuando el interior de la boca se lastima o se irrita, las bacterias pueden introducirse y causar una infección. A veces verá una hinchazón dolorosa llena de pus (un líquido espeso y amarillento). Si el pus no puede drenarse, el área se hinchará y duele más. Esto se conoce como un absceso.

El absceso forma una barrera alrededor de la infección. Esta es una forma en que su cuerpo trata de evitar que se propague una infección bacteriana. Los abscesos pueden formarse muy rápidamente. A veces se forman solo uno o dos días después de que comienza la infección. Hay dos tipos de abscesos:

  1. Un absceso en las encías (también llamado absceso periodontal) generalmente es causado por una infección en el espacio entre el diente y la encía. En personas con enfermedad periodontal severa, las bacterias pueden acumularse debajo de las encías y en los huesos.
  2. Un absceso relacionado con el diente (también llamado absceso periapical) ocurre dentro del diente. Esto sucede cuando el nervio del diente está muerto o muriendo.

Si la infección no se trata, puede dañar el hueso y los dientes circundantes. A veces se forma un túnel hueco a través del hueso y la piel para permitir que el pus drene. Este túnel se llama fístula o «tracto sinusal». Es posible que vea o sienta esta abertura dentro de su boca. Se ve como un grano. Si tiene pus drenando a través de una fístula, puede notar un sabor extraño en la boca.

A veces, un absceso que no se trata puede formar una burbuja llena de líquido (quiste) en el hueso de la mandíbula. Si el diente se rompe severamente y no se puede salvar, el quiste puede salir cuando se extrae el diente. Si se puede salvar el diente, necesitará un tratamiento de conducto para eliminar el nervio infectado. Si este tratamiento no cura el quiste, es posible que necesite cirugía para extirparlo.

 Lo que puedes hacer

Los abscesos siempre son graves porque la infección puede extenderse a otras partes del cuerpo. Llame a su dentista para una cita, pese a estar en cuarentena, ya que se trata de una urgencia dental.

Si puede ver o sentir una hinchazón similar a un grano en la encía, enjuague la boca varias veces al día con una solución suave de agua salada. Esto puede ayudar a extraer el pus y aliviar la presión. Incluso si el enjuague parece ayudar, aún necesita ver a su dentista lo antes posible.

Lo que hará su dentista

La mayoría de los abscesos de las encías sanarán rápidamente después de que sucedan tres cosas:

  • El área se limpia a fondo.
  • El pus atrapado puede escapar.
  • La infección es tratada.

Además tu dentista debe de tener el cuenta los siguientes supuestos a la hora de tratar el absceso dental:

  1. Si se ha formado una fístula, el dentista la rastreará hasta el origen de la infección. Tu dentista insertará una pieza delgada y flexible de material en la fístula. Esto aparecerá en una radiografía y le mostrará al dentista a dónde conduce la fístula. Una vez que su dentista limpia la infección, la fístula generalmente se cerrará por sí sola.
  2. Si la infección comenzó dentro de un diente, su dentista hará un pequeño agujero en el diente. Esto permite que el absceso se drene. El diente necesitará un tratamiento de conducto radicular, seguido de un relleno o una corona.
  3. Si un absceso es muy grande o el diente está muy dañado, es posible que deba extraer el diente. Un absceso grande a menudo necesitará ser drenado. El dentista hace un agujero en la encía a través del hueso que proporciona una ruta de salida para cualquier líquido o pus. Esto reducirá el riesgo de una mayor propagación de la infección.
  4. Las personas con enfermedad periodontal severa pueden tener abscesos. Drenarlos ayuda al problema inmediato. Sin embargo, la enfermedad periodontal debe tratarse para prevenir otra infección.

Pata terminar, tu dentista puede recetarte antibióticos y analgésicos. Estos medicamentos ayudarán a que el absceso sane y eviten que la infección se propague.

Si quieres saber más información sobre los abscesos dentales y sus posibles soluciones no dudes en visitar nuestra Web y solicitar una cita personalizada. La Clínica Clidecem cuenta con los mejores profesionales y estaremos encantados de recibirte y ayudarte en lo posible

En caso de emergencia:        (+34) 957 600 214

Abrir chat
¡Hola! Estoy viendo vuestra página web y tengo interés en...