transplante oseo

Injerto de hueso dental, para colocar un implante dental.

.

Índice de contenidos

Los implantes dentales se están convirtiendo en una de las formas más populares de reemplazar los dientes perdidos. De hecho, pueden ser preferibles a otras alternativas como una dentadura postiza parcial o un puente.

Sin embargo, el procedimiento de implante dental requiere una consideración y evaluación minuciosas, especialmente con respecto a la condición del hueso donde se colocará el implante. Aquí es donde entra en juego el injerto de hueso dental.

¿Qué es un injerto óseo dental?

El injerto de hueso dental es un procedimiento quirúrgico que regenera y reemplaza el hueso perdido e incluso puede restaurar el contorno facial correcto.

Si has perdido los dientes debido a un traumatismo, lesión o caries, con el tiempo se producirá pérdida ósea y la mandíbula comenzará a deteriorarse. En este caso, se realizará una cirugía de injerto óseo para crear una base más sólida para un implante.

Reserva tu cita de estudio dental

¿Por qué preocuparse por el hueso para los implantes dentales?

Un implante dental presenta un poste de metal atornillado en un hueso de la mandíbula, que se utiliza como ancla para sostener una corona del diente artificial.

Cuando se coloca el implante, es importante asegurarse de que se haya producido suficiente crecimiento óseo. Los postes de metal deben estar completamente osteointegrados y ser lo suficientemente estables como para servir como raíces dentales artificiales para sostener las coronas dentales. El dentista debe tener mucho cuidado para asegurarse de que haya un volumen óseo adecuado para proporcionar al implante dental su estabilidad y resistencia.

Al colocar un implante dental, el dentista debe asegurarse de que haya suficiente hueso a su alrededor en todas las dimensiones: ancho, alto y profundidad.

Cirugía de injerto óseo

Tradicionalmente, el injerto de hueso dental implicaba extraer una parte del hueso de otra parte del cuerpo y trasplantarlo a la mandíbula para apoyar la formación de hueso. Hoy en día, existen alternativas más sencillas.

Después de la cirugía de injerto óseo, pueden pasar varios meses para que el hueso trasplantado crezca una cantidad suficiente de hueso nuevo para apoyar la colocación de un implante dental.

Una vez que la mandíbula haya sanado, el proceso del implante puede avanzar y el implante de titanio se puede colocar en la mandíbula. Después de unos meses de cicatrización, un dentista especializado en implantes colocará el pilar en la mandíbula y se te colocará la corona del diente.

Con más de 25 años en Puente Genil, somos la clínica dental de referencia, con un equipo humano dirigido por los mejores profesionales del sector.

Clidecem

Tipos de procedimientos de injerto óseo

El tipo de injerto óseo que necesites dependerá del estado de tu mandíbula.

  • Se necesitas un injerto óseo importante para las personas con defectos de la mandíbula y defectos óseos debido a un traumatismo. Esto implica extraer tejido óseo de otras partes del cuerpo, como caderas, piernas o un cráneo. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general y requiere que el paciente permanezca en el hospital.
  • El injerto óseo menor para la colocación de implantes dentales es un procedimiento quirúrgico menor que se realiza durante una visita al dentista.

El tipo menor de injerto para implantes es mucho más común y se realiza en la clínica a diario. Los diferentes tipos de injertos óseos menores incluyen:

1. El injerto alveolar

Después de la extracción de dientes naturales o la pérdida de un diente adulto debido a caries o enfermedad periodontal, el cuerpo disuelve rápidamente la mandíbula circundante, a menos que el diente se reemplace rápidamente con un injerto alveolar o un implante dental.

Si el implante dental se coloca inmediatamente después de la extracción del diente, es posible que no se requiera un injerto óseo. Sin embargo, en los casos de variación de tamaño o infección, se colocará en su lugar un injerto alveolar, también conocido como “injerto de preservación del reborde”. Este tipo de injerto óseo se aplica directamente al espacio vacío o alvéolo que queda después de la extracción del diente.

Después de tres a seis meses del proceso de curación, el sitio del injerto óseo estará listo para un implante dental.

2. El injerto óseo en bloque

Si la extracción del diente no se trata inmediatamente con un injerto alveolar de extracción, puede ocurrir una pérdida más significativa de hueso.

Otros factores y riesgos que podrían conducir a la falta de hueso incluyen:

  • Trauma
  • Lesión
  • Enfermedad de las encías grave

En tales casos, se utiliza un injerto de hueso en bloque para reconstruir la mandíbula. Este procedimiento involucra tu propio trozo de hueso de la parte posterior de la mandíbula inferior o el mentón o de un donante.

Después de unos meses, una vez que el injerto óseo se fusiona con el hueso alveolar, el proceso de implante dental puede continuar.

3. El procedimiento de elevación del seno

La colocación de un implante en el maxilar superior suele ser complicada debido a la proximidad al seno. En esta ubicación, hay muy poco hueso entre la boca y la cavidad sinusal, por lo que, antes de colocar un implante, puede ser necesario un procedimiento de elevación de los senos nasales.

Un procedimiento de elevación de seno desplaza el seno maxilar ligeramente hacia arriba, de modo que se pueda implantar tejido óseo en el espacio directamente encima de la mandíbula.

A veces, el implante dental se puede colocar inmediatamente después de la elevación del seno. Sin embargo, si el hueso natural es delgado, es posible que tenga que pasar unos meses para permitir que el hueso sane.

Si quieres saber más información sobre salud oral y sus posibles soluciones no dudes en visitar nuestra Web y solicitar una cita personalizada. La Clínica Clidecem, dentistas de confianza en Puente Genil, cuenta con los mejores profesionales de confianza y estaremos encantados de recibirte y ayudarte en lo posible.

Si necesitas contactar con la Clínica Dental en Puente Genil Clidecem puedes llamarnos al 957 60 02 14 o visitarnos en la dirección 14500 Calle Manuel Melgar, 40 14500 Puente Genil Córdoba. ¡Te estamos esperando!

 

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Dudas? Te ayudamos a resolverlas

Pregunta a tu dentista de confianza

Revisa nuestro blog dental

Dentista en Puente Genil

En caso de emergencia:        (+34) 957 600 214

Abrir chat
¡Hola! Estoy viendo vuestra página web y tengo interés en...