Mesoterapia: En este caso el procedimiento se basa en introducir mediante finas agujas en áreas superficiales una combinación de diferentes medicinas, las cuales mejoran la circulación venosa, arterial y linfática. Drenan los líquidos retenidos y tienen efecto lipolítico. Se suelen obtener muy buenos resultados con este método, lo único que requiere es una constancia posterior en el mantenimiento y repetición del tratamiento con el fin de no volver a la situación inicial.

Vacumterapia: Masaje a través de un rodillo mecánico que actúa sobre el área donde va ejerciendo una succión por vacío.