Las estadísticas dicen que los niños con dientes de leche, el 50% de ellos, habrá sufrido un traumatismo antes del fin de los estudios primarios.

Las causas de estos traumatismos son los golpes que sufren bien jugando o por accidente.

Si el pequeño sufre un golpe, es recomendable que acuda a ser revisado y valorado por el especialista, ya que pueden haber secuelas importantes que incidirán probablemente en los dientes definitivos.

Pide cita e incorpora a los más pequeños en nuestro programa de control y seguimiento.

traumatismo-dental-1